Traductor

sábado, 30 de octubre de 2010

CANTAN LOS BANDIS ( III ), "Miguel Nule dice que le pidieron 6% de comisión para el hermano de Samuel Moreno" e implica a ministro de alvaro uribe

www.elespectador.com/noticias/bogota/articulo-230751-miguel-nule-dice-le-pidieron-6-de-comision-el-hermano-de-samuel-more





En diálogo con Caracol Radio, Miguel Nule, uno de los principales accionistas del grupo Nule, prendió el ventilador de la contratación en Bogotá y se refirió puntualmente a Iván Moreno, hermano del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, y de la ex directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Liliana Pardo.
Dijo que le cobraron una comisión del seis por ciento para el senador Iván Moreno y del dos por ciento para el contralor Distrital, Miguel Ángel Moralesrussi, por los contratos de la malla vial de la ciudad.
En la oficina del abogado Álvaro Dávila, en presencia de Julio Gómez y Emilio Tapias, me dijero que había que dar una comisión del 6% para el hermano del Alcalde y del 2% para el Contralor y nosotros no accedimos. por eso no obtuvimos el contrato para la construcción de la calle 26, dijo Miguel Nule.
Agregó que tiene pruebas que demuestran la relación de Iván Moreno con el empresario Emilio Tapias, unos de los principales contratistas del Distrito en contratos de movilidad.
En este sentido, también se refirió a la ex Directora del IDU y aseguró que como el grupo Nule no cedió a presiones de Pardo y de Moralesrussi perdió el contrato de la calle 26.
"La señora Liliana Pardo hizo parte de una organización para enriquecerse con dineros públicos", indicó.
Además, enfatizó en que el alcalde Samuel Moreno "si no es un corrupto es un inepto al igual que el ex ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego".
Esas declaraciones las dijo al afirmar que era evidente la corrupción que existía en la Administración Distrital y en la cartera de Transporte.
"Durante la administración pasada, en el Ministerio de Transporte se cometieron múltiples irregularidades. Básicamente se le entregaban contratos a los amigos que él tenía (Andrés Uriel Gallego) y las personas que sugerían desde el Palacio de Nariño. Si eso el Ministro no lo sabía , pues muy raro porque había varias irregularidades y si dicen que no es así que me lo digan que yo les muestro las pruebas. Esa información la tiene la Fiscalía", dijo Nule a Caracol Radio.
"Gran parte de las licitaciones, como por ejemplo la Ruta del Sol, nos tocó denunciarlas porque hubo funcionarios que recibieron dinero de firmas que también contratan con el IDU y que son los mismos grandes contratistas que ha promovido el señor Gallego", agregó.
Según Nule, el Ministerio de Transporte adjudicó "ilegalmente" el tramo número tres de la Ruta del Sol para otorgarle el negocio a un grupo empresarial cercano al ex Ministro. "De esas empresas que fueron adjudicatarias hay una empresa que le entregaba dinero a uno de los asesores del ex presidente Álvaro Uribe".

sábado, 23 de octubre de 2010

CANTAN LOS BANDIS ( II ) "Álvaro Uribe me dejó solo"..MARIO URIBE

NOTA: el que piensagana: ahora estos bandidos de cuello blanco se hacen las inocentes palomas....todo es producto de una persecusion politica, segun ello, lo curioso es que quienes los comprometen son los mismos bandidos que ellos utilizaron para su guerra sucia contra los campesinos y para su  "presunta" apropiacion de las tierras...y ahora que uribe ( el primito) lo dejo solo deberia sincerarse con el pais y con las victimas  y sus familiares y cantar todas las verdades y no decir y decirse mas todas las mentiras.
reprodcimos la entrevista de semana a mario uribe...juzguen ustedes
www.semana.com/Controls/Home2009/noticias-nacion/alvaro-uribe-dejo-solo/146005.aspx

"Álvaro Uribe me dejó solo"

"Nunca he podido explicarme a qué horas y por qué coseché tantos y tan poderosos enemigos", dijo Mario Uribe desde la cárcel La Picota, en donde está recluido.
"Nunca he podido explicarme a qué horas y por qué coseché tantos y tan poderosos enemigos", dijo Mario Uribe desde la cárcel La Picota, en donde está recluido.
PORTADAMario Uribe habla sobre su primo el ex presidente Álvaro Uribe, la parapolítica y las recientes acusaciones del narcotraficante 'el Tuso' Sierra.
Sábado 16 Octubre 2010
SEMANA: ¿Por qué aceptó dar esta entrevista?

Mario Uribe:
Porque llevo cuatro años callado. Desde finales del 2006, cuando ‘Pitirri’ (Jairo Castillo Peralta) se dio a la tarea de relacionarme falsamente con paramilitares, la vida mía se acabó, o mejor, me la acabaron. Entonces creo que ahora es la oportunidad de contar una cantidad de injusticias y de irregularidades que se han cometido conmigo y también en mi proceso.
SEMANA: Pero, aparte de ‘Pitirri’, también se le vino encima la semana pasada el ‘Tuso’ Sierra, quien hizo unas muy serias sindicaciones contra usted...

M. U:
Lo de serias lo hablaremos en otra oportunidad. Así parecían las de ‘Pitirri’: que tierras, que reuniones en Sahagún y Caucasia, que apoyo y conexiones con grupos paramilitares. Basura. El procurador delegado, el mismo que pidió a la Corte Suprema que me llamara a juicio, puso las cosas en su sitio: dijo que ‘Pitirri’ es un farsante, mentiroso, fantasioso e incoherente; que la conductas ilícitas que me atribuyó no se cometieron, que las tierras nunca aparecieron, que las reuniones nunca se dieron y que las relaciones suyas o de Mario Uribe con paramilitares no eran otra cosa que invenciones malintencionadas del bandido.

SEMANA: Pero como están las cosas, un concepto favorable de la Procuraduría en casos como los de parapolítica, entre otros, no es hoy de gran valor. Incluso no son pocos que los consideran absoluciones cantadas ¿O no?

M. U:
Un momento: creo que la Procuraduría merece todo el respeto. O pregunto: ¿La Procuraduría sólo lo merecía respeto cuando pidió que me enjuiciaran? ¿No lo merece ahora, a pesar de que es el mismo procurador delegado que pidió que me enjuiciaran quien ahora pide que me absuelvan? Lisa y llanamente ese procurador se convenció de mi inocencia durante el juicio. Por lo demás, la Corte Suprema, en la resolución acusatoria de febrero de este año, calificó a ‘Pitirri’ como testigo “inidóneo”, que en cristiano quiere decir no creíble, para sustentar una imputación contra mí. Es decir, la propia Corte lo desechó. Y algo más: el doctor Guillermo Mendoza, hoy fiscal general de la Nación, en su momento también les restó toda credibilidad a las afirmaciones de ‘Pitirri’.

SEMANA: Pero volvamos al caso del ‘Tuso’ Sierra, quien ha dado datos concretos sobre las relaciones personales, comerciales y políticas con usted...

M. U:
El caso ‘Pitirri’, además del daño terrible que hizo, irreparable quizá, me dejó buenas lecciones. La más importante es la de que hay que conservar la serenidad aun en el fragor de la infamia. Ahora conviene esperar a que pase la borrasca, que se decanten las cosas, para referirme a las afirmaciones de Sierra.

SEMANA: Pero, le insisto, Sierra es concreto y comprometedor al referirse a los estrechos vínculos con usted

M. U:
Tenga paciencia. He repetido que lo conozco; que somos del mismo pueblo (Andes, Antioquia); que su Sierra es el mismo de mi mujer, lo cual establece entre ellos un parentesco lejano; que entre las familias hubo otras relaciones como que un hermano mío fue casado con una tía de él; que mi papá fue amigo de su abuelo y yo de su padre y de varios de sus parientes. Por ahora debo decirle que sus afirmaciones contradicen totalmente otras anteriores que entregó ante la Unidad de Justicia y Paz y ante los medios de comunicación. Llama mucho la atención que las nuevas declaraciones se produzcan cuando está a punto de producirse un fallo definitivo en mi proceso de parapolítica y muchos apuestan por mi inocencia, lo cual hace dudar que su intención sea la de colaborar con la justicia y no la de hacer daño. Supongo que, como en otros casos –léase ‘Pitirri’–, fue en busca de beneficios, tanto personales como para su familia. Llama la atención también que su fiera acusación de hoy tiene ribetes muy similares a los de mi redivivo acusador, el señor Mancuso, su compañero de celda hoy en una cárcel de Virginia, en Estados Unidos. En todo caso, que quede la constancia de que no soy el autor de su desgracia, que no fui yo quien lo extradité y que más bien le recuerdo a usted, periodista, que en alguna ocasión fui víctima del infundio de haber tratado de impedirla (su extradición) por su abrupta y nunca suficientemente explicada selección para justicia y paz.

SEMANA: ¿A qué se refiere cuando dice abrupta y nunca explicada selección para justicia y paz?

M.U: Pues que, como fue de público conocimiento en su momento, todo el mundo supo que Sierra se hizo pasar por miembro de los paramilitares pensando que eso lo iba a salvar de la extradición.

SEMANA: Pero en concreto usted no ha dicho nada sobre las acusaciones de Sierra...

M. U:
Una entrevista periodística no es el escenario para responder ante las sindicaciones de un tipo como Sierra. Tipos como él aprovechan ese tipo de escenarios para ir acomodando sus versiones. Eso ya pasó con ‘Pitirri’, quien aprovechaba que yo le desvirtuaba sus mentiras en alguna entrevista para ir cuadrando y acomodando las cosas. Por eso las cosas que ha dicho Sierra las desvirtuaré ante un magistrado, ante un fiscal si se me requiere para tal efecto. Aunque abrigo la esperanza de que a esa declaración se le conceda el mismo valor que en su momento se le concedió a las que diera Salvatore Mancuso contra el actual presidente de la República o contra el ex vicepresidente Francisco Santos, o contra varios generales y altos mandos del Ejército y la Policía de Colombia. O a las de ‘Rasguño’ contra varios importantísimos personajes de la vida pública del país, como ex presidentes, ex fiscales generales o magistrados de la Corte Suprema.

SEMANA: ¿Cómo es eso de que Sierra a lo mejor está detrás de unos beneficios?
M. U: Es lo que ha venido ocurriendo con decenas de sindicados, tanto en Colombia como en Estados Unidos. Por esos beneficios son capaces de inventar las más inverosímiles historias, o las acusaciones más descabelladas, con el propósito de un lucro personal o familiar.

SEMANA: Pero con ese simplista argumento usted se sale muy fácil del tema Sierra...
M. U: Mire: si me va a entrevistar, déjeme hablar. No me corte el chorro. Le decía que quizás esa declaración tenga el mismo valor que el que se le reconoció a otra declaración de un tal Johnny Cano, extraditado, quien estalló una ‘bomba’ terrible sobre la elección de Mario Iguarán como fiscal general de la Nación.

SEMANA: Pero usted no puede negar que parte de la verdad de la historia reciente del paramilitarismo, la parapolítica y el narcotráfico en Colombia sólo se ha conocido gracias a las declaraciones de este tipo de personajes...

M. U:
No lo dudo. Pero creo que hay que proceder con absoluto rigor y no obrar selectivamente. Se requiere objetividad, equidad, equilibrio y serenidad. Que las investigaciones se adelanten al margen de pasiones, odios, y se despojen de consideraciones extraprocesales. Por el tono mediático uno sí se da perfectamente cuenta de que hay un desequilibrio enorme en el tratamiento que se da a casos como el de Alonso Salazar, alcalde de Medellín, con las “gravísimas” declaraciones que en su contra hizo alias ‘Don Berna’. Alguna vez acuñé una frase que se repite con frecuencia: “Habrá ‘Pitirri’ para todos”. Ojo: ningún hombre público hoy en Colombia está hoy exento de que un bandido vuelva trizas su honra y su dignidad.

SEMANA: Bueno, pero es que en su caso no sólo han sido extraditables los que lo han salpicado a usted. Recientemente Ignacio Guzmán, quien es su amigo, dijo que cuando él estuvo en la embajada en España, usted lo llamó para pedirle que recibiera en ese país a un hermano suyo y al ‘Tuso’ Sierra. ¿Cómo explica eso?

M.U: No voy a entrar en el mismo juego en el que él entró. Sólo le puedo decir que él tiene muy mala memoria.

SEMANA: Lo que veo en sus respuestas es que usted se está victimizando y que da a entender que su proceso es más político que otra cosa. ¿Quién le puede creer eso?
M. U: Oigan a éste: ¿será que esto es un juego de mamacitas? Llevo un año detenido y cuatro años soportando infamias. Perdí mi buen nombre, mi honra, una brillante carrera política, mi caudal electoral, se lesionó gravemente a mi familia y ahora resulta que, según usted, me las estoy dando de víctima. ¡No jodás!

SEMANA: ¿Entonces usted es un pobre angelito? Ahora, según eso, habría que creer que sus votos en las elecciones de marzo del 2002 fueron el producto de una cadena de oración, como usted lo dijo hace poco en la Corte Suprema?

M. U: Ni tanto que queme al santo... Los hay mejores y más virtuosos. Eso sí, me considero un hombre decente y correcto. Y en materia política anduve siempre por la línea de la legalidad. Naturalmente pude haberme equivocado. Lo admito y no vacilo en ofrecerles disculpas a mis compatriotas por mis errores del pasado, animado sin duda por la buena fe. Lo de la cadena de oración fue una anécdota que referí en la Corte Suprema al explicar una multiplicidad de razones que justifican la legítima votación que obtuve en algunos municipios de Córdoba en el año 2002. A raíz de un gravísimo accidente que sufrí en el año 2001, y cuando mi recuperación parecía imposible, cientos de colombianos se unieron para orar por mí y muchos de ellos me apoyaron en las urnas como su única expresión posible de solidaridad. No olvide: El Espectador anunció una cadena de oración por Angelino Garzón, y cuantos en el mundo entero oraron por la suerte de los mineros chilenos. Ahora, no soy pendejo ni camandulero, pero en asuntos de fe cada loro en su estaca. A los que no crean, los respeto. Pero que me respeten.

SEMANA: ¿Usted dice que su votación fue legítima? Pero si hace pocas semanas Mancuso ratificó en videoconferencia con la Corte Suprema de Justicia que los paramilitares lo apoyaron en Córdoba para los comicios de marzo del 2002...

M. U: Parece que usted no ha leído el proceso en mi contra. Fue la propia Corte Suprema la que certificó que nunca he tenido pacto alguno con paramilitares. Óigame bien, lo dice la Corte: nunca. Y le aclaro: a mí se me acusa de haber celebrado un presunto pacto político con Eleonora Pineda, para las elecciones al Congreso del 2002, de quien yo debía saber que era el brazo político de los paramilitares. Pues bien, demostrado quedó en el juicio que no tuve pactos con esa señora. Ella misma así lo afirmó a rajatabla ante los magistrados. Yo lo afirmé desde mi indagatoria hace tres años. Todas las pruebas del proceso lo confirman y, como si fuera poco, Córdoba y el país entero saben que un acuerdo electoral para Congreso sí lo hubo, pero entre Eleonora Pineda y Miguel de la Espriella, su fórmula entonces para el Senado. Y Mancuso es el mismo personaje contradictorio, confuso, difuso, incoherente, que se advierte en sus diferentes apariciones procesales. Un hombre cíclico, temperamental, angustiado, afligido, amargado. O megalómano, mitómano, manipulador, según lo describió el siquiatra y ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo.

SEMANA: Entonces, según usted, al igual que al ‘Tuso’ Sierra, ahora tocó no creerle a Mancuso.

M. U: Aunque usted acude a la ironía al formular su pregunta, por primera vez estoy de acuerdo con usted. A Mancuso tampoco se le puede creer. Lo que pasa es que tanto Mancuso como Sierra están confundidos y piensan que yo soy Álvaro Uribe y que yo los extradité.

SEMANA: De su respuesta anterior se desprende que el ex presidente Álvaro Uribe es entonces uno de los causantes de su actual situación...
M. U: Creo que él nunca se propuso hacerme daño. Pero, sin duda, mi parentesco con él, en buena medida, explica mi tragedia.

SEMANA: ¿Cómo así?

M. U.:
Nunca he podido explicarme a qué horas y por qué coseché tantos y tan poderosos enemigos, o por qué de un día para otro me convertí en objeto de críticas despiadadas e injustas, en víctima de persecución incesante, en centro de demoledores ataques. Que parapolítica sin Mario Uribe no es parapolítica, que la Corte cambió su jurisprudencia para agarrarme, que soy el plato preferido y el objetivo principal, etcétera. Algo tendrá que ver mi pasada condición de “primer primo”, ¿O no? Por fortuna cesé en el ejercicio de ese cargo. No sé cuál se los Santos me reemplazará, pero que lo haga urgentemente. Los candidatos son más cercanos, primos dobles. Aconsejó que lo compartan porque la carga es pesada.

SEMANA: Pero usted como “primer primo” sí logró, por ejemplo, que el ex presidente Uribe se metiera a sacar la cara por usted y terminara peleando y en una cacería contra la Corte Suprema para defenderlo a usted.

M. U:
Ahora pienso que no hubo acusación que no se me hiciera. Cómo le parece la villanía de quienes dicen que el presidente Uribe se atrevió a desafiar a la Corte y provocar el tortuoso, lacerante y lamentable desafío que conocemos. Nada más ajeno a la verdad.

SEMANA: Pero hay infinidad de graves episodios que así lo demuestran. Usted, que es uno de los protagonistas en la conspiración en la que se usó al paramilitar ‘Tasmania’ contra el magistrado Iván Velásquez. Ya está probado por la justicia que la Presidencia de la República puso al DAS a ayudar en ese complot para desacreditar y atacar a Velásquez y a la Corte, que lo investigaban. Entonces, ¿cómo dice que el presidente Uribe no quería ayudarlo?

M. U: Le voy a repetir la explicación de mi participación en el caso ‘Tasmania’: al anochecer de un lunes de septiembre del 2007 me abordó el abogado Sergio González y me contó lo que había sucedido en la Fiscalía de Medellín en una audiencia en la que participaron él, el doctor Iván Velásquez y ‘Tasmania’. Lo primero que se me ocurrió fue buscar a Santiago Uribe y a Ernesto Garcés Soto, con quienes me reuní esa noche. Acordamos contarle al Presidente. Así lo hice en la tarde del martes siguiente en su despacho. Sin pensarlo dos veces, ordenó que lo comunicaran con Mario Iguarán, entonces fiscal general, y con el doctor Velásquez. En el interín le expresé que no me parecía conveniente. Habló en mi presencia con Iguarán. Antes de que se comunicara con Velásquez, me retiré de Palacio, no sin antes repetirle que no me parecía prudente esa llamada, que nuestro propósito, el de Santiago, Ernesto y yo, era enterarlo de lo acontecido. Al día siguiente, preocupado, porque dado lo explosivo de Uribe, imaginaba hasta dónde podía llegar una cosa de esas, lo llamé a preguntarle si había hablado con el doctor Velásquez. Me respondió que sí y me reseñó el contenido de la conversación. Hasta ahí.

SEMANA: Le repito: la justicia probó que lo de ‘Tasmania’ había sido un vulgar montaje orquestado desde la Presidencia y en él que participó activamente el DAS. ¿Cómo va a decir que usted no tuvo nada que ver, si usted era el principal beneficiado de esa estrategia?

M. U: Si hubo algún montaje, niego cualquier participación en él.

SEMANA: ¿Cómo que si hubo? ¿Acaso lo duda? Martha Leal, la ex subdirectora de operaciones del DAS, entre otros altos funcionarios de ese organismo de inteligencia de la Presidencia, ya confesó que, siguiendo instrucciones, ella hizo parte de ese complot, que ella fue hasta Medellín por un documento que sirvió de base para el montaje contra Velásquez, y dijo también ante la Fiscalía que ella se reunió con su conductor para recibir un documento.

M. U: Hoy no recuerdo si la señora Leal me llamó y tampoco si recogió algún documento. Por mi detención no he podido averiguarlo. De lo que sí estoy seguro, y podría jurarlo, es de que nada tenía que ver con el caso ‘Tasmania’. En muy diversas ocasiones, personas de toda clase y condición me buscaban para hacerle llegar al Presidente mensajes de variado contenido. Si se quiere saber cómo llegó la carta de ‘Tasmania’ a Palacio, no lo sé. Fíjese que la fecha de la que habla la señora Leal de la carta que le dio mi conductor es muy posterior a la de los episodios de ‘Tasmania’.

SEMANA: Está probado que fue desde la Presidencia desde donde, entre muchos otros episodios, se ordenaron y ejecutaron complots y montajes como el de ‘Tasmania’. Si no fue usted, que era el más beneficiado, ¿quién en Palacio estuvo detrás de eso?
M.U: Pregunte en Presidencia o la los áulicos del ex presidente Uribe. Sinceramente, no sabría decirle

SEMANA: ‘Tasmania’ fue sólo una de las muchas peleas que casó el ex presidente Álvaro Uribe contra la Corte. Hay otra con el magistrado César Julio Valencia, en la que usted también aparece como protagonista. Valencia asegura que Uribe lo llamó desde Nueva York a reclamarle por el hecho de que la Corte lo había llamado a usted a indagatoria.

M. U: No conozco al doctor Valencia Copete y no tengo razones para desmentirlo. Y no se debe entender lo que voy a decirle como un desmentido: conozco a Uribe y sé que no hace eso ni por mí ni por nadie.

SEMANA: Entonces, ¿por qué o por quién cree que lo hizo?
M.U: Pregúntele a él.

SEMANA: Pero está probado, e incluso ya hay varios condenados que dejan en evidencia que la Presidencia de la República usó al DAS como el instrumento en un gigantesco complot contra la Corte por usted...

M. U:
¿Por mí? Ja, ja, ja. No me haga reír. Usted perdió la perspectiva del asunto. Se le olvidó que el problema se originó en el tema de la tutela, en el proyecto que sobre el particular presentó el Gobierno ante el Congreso y que hundimos a instancias del magistrado Yesid Ramírez, creo que a la sazón presidente de la Corte, Germán Vargas, otros congresistas y yo. Se le olvidó el enfrentamiento personal entre Uribe y Ramírez, y tantas otras cosas también se le olvidaron. No se equivoque, en esa pelea no tengo acciones.

SEMANA: ¿Cómo va a decir eso, si todo el mundo sabe que usted era la sombra del ex presidente Uribe y fue uno de los principales motivos de esa pelea con la Corte?
M. U: Eso es otra barbaridad. Yo padecí los gobiernos de Uribe. Eso lo sabe el entorno cercano de él, el equipo de gobierno en general y la gente del Congreso. Nadie más alejado de Palacio

SEMANA: Resulta muy difícil creer que usted, que era el “primer primo”, ahora diga que era lejano de Palacio y, sobre todo, que padeció durante los gobiernos de Uribe. Eso no lo cree nadie.

M.U:
Hay muchos testigos de eso y hechos puntuales que lo demuestran, que van desde cosas tan sencillas como por ejemplo a la posesión del 7 de agosto del 2002 a mí ni me invitaron. Para la del 2006 fui yo quien optó por no ir. Hace más de dos años que no me veo con Uribe, en el año que llevo preso no he recibido ni una sola llamada de él y mucho menos una sola visita. Cuando me reunía con él, casi siempre buscaba que estuvieran testigos, muchos de esos áulicos o advenedizos, con una intención que yo desconozco. El Uribe que yo conocí no fue el mismo Uribe que estuvo ocho años en la Presidencia y que el país veía por televisión.

SEMANA: ¿A qué se refiere con eso?

M.U:
Mejor dejémoslo de ese tamaño.

SEMANA: Pero decir que usted “padeció” durante los gobiernos de Uribe suena más a victimización suya, o por lo menos a una exageración.

M.U: Muchos nos atribuyen una cercanía que realmente no teníamos. Por cuenta de eso terminé heredando sus peleas y siendo víctima de sus enemigos en el país y en el exterior, quienes pensaron que atacándome a mí lo atacaban a él o le hacían daño. Lo que desconocen muchos es que a él eso realmente le importaba poco.

SEMANA: Pero son bien conocidas las peleas públicas y privadas que el ex presidente dio contra la Corte y muchos otros por defenderlo a usted.

M:U: Vuelvo y le repito lo que le dije antes. Esas peleas no fueron por mí. Él (Álvaro Uribe) no pelea por nadie. No voy a entrar a cuestionar sus motivaciones, pero por mí no fueron. Durante mucho tiempo insistí y mandé razones con varias personas insistiendo en que ese enfrentamiento con la Corte no era bueno para nadie y que de hecho uno de los primeros perjudicados era yo. De nada sirvió. Uribe hace mucho rato me dejó solo. O mejor. Nunca estuvo conmigo

SEMANA: Eso también es difícil de creer.

M.U: Puede que sí. Pero es la verdad. Cuando llegué al patio de los parapolíticos acá en La Picota, algunos de los que están recluidos pensaron que Uribe y yo éramos uña y mugre y eso generó algunas situaciones incómodas al comienzo entre algunos que tienen resentimientos. Con el paso del tiempo se han dado cuenta de que yo no soy tan cercano a él como todo el mundo piensa y que, al igual que les pasó a algunos de ellos, a mí también me dejaron solo.

SEMANA: ¿Se siente traicionado o utilizado por Uribe?
M.U: Uribe me traicionó. O más que traición, porque es una palabra muy fuerte, lo que ocurrió es que sencillamente me dio la espalda y me dejó tirado.

SEMANA: ¿Cómo ve el futuro de Uribe ahora que ha regresado a la política?
M.U.: Con preocupación por él. Me luce que puede terminar enzarzado en refriegas regionales o lugareñas en las que sólo él podría quedar como perdedor. Me parece un error bajarse del trono para asumir el papel de peleador callejero.

viernes, 22 de octubre de 2010

CANTAN LOS BANDIS ( I) LAS DECLARACIONES DEL "TUSO" SIERRA

Las confesiones de un narcotraficante

El ventilador de 'El Tuso' Sierra

Por: Redacción Judicial
www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso-228523-el-ventilador-de-el-tuso-sierra
El Espectador revela la declaración que le entregó a Justicia y Paz el extraditado paramilitar. Salpica a políticos, generales y otras autoridades.
Juan Carlos 'El Tuso' Sierra
Foto: EFE
El paramilitar extraditado el 13 de mayo de 2008 salpicó a varios personajes de la vida pública.

“Ser amigo de la ‘Oficina de Envigado’ era estar in”. “Se trabajaba en llave con el CTI, la Fiscalía, el Ejército, el DAS y la Policía”. “El contacto en la Policía era el mayor Francisco Rodríguez, quien fue asesinado en la guerra contra ‘La Terraza’”. “Había uno al que se le pagaban $28 millones, el coronel Luis Alberto Moore Perea”. “El general Mario Montoya era de la nómina de la ‘Oficina’. No me consta, pero oí hablar de $20 millones”. “Yo entraba a la Gobernación de Antioquia como Pedro por su casa, pero no como Job a la Casa de Nariño”.
Estas revelaciones forman parte de la extensa versión que el pasado 20 de septiembre, desde una cárcel en Virginia, Estados Unidos, dio a una fiscal de Justicia y Paz el extraditado narcotraficante Juan Carlos El Tuso Sierra. Vestido con uniforme a rayas verdes y blancas, rapado y contando chistes, El Tuso contestó una a una las preguntas de la fiscal. Al principio parecía olvidar detalles, pero pidió un café y dijo: “El cafecito es una bendición, le va abriendo a uno la memoria”. A renglón seguido, en relación con ‘amigos’ que lo habrían olvidado dijo: “El muerto y el preso a los tres días huelen maluco”.
Entonces se despachó. Expresó que el capo y mandamás del paramilitarismo, Diego Murillo, alias Don Berna tenía una ONG, que a su vez contaba como asesor político con el ex viceministro de Trabajo Augusto Pineda. El hijo del político Pineda oficiaba como abogado de los desmovilizados de Antioquia. También mencionó a Hernán Gómez como asesor de Carlos Castaño y añadió que en los tiempos de la alcaldía de Sergio Naranjo, en Medellín, todos los ‘paras’ ayudaron a elegir como concejal a Diego Arango. La orden fue votar por él. Ya en tiempos más recientes, la historia se repitió con Rocío Arias. Ahí hubo —dijo— “constricción (sic) al votante, como dicen los abogados”. La fiscal lo corrigió: “Constreñimiento al elector”.
El Tuso subió el tono de sus acusaciones. Contó que la presión a la gente no se hacía con amenazas sino con mercados, útiles, fiestas, juguetes y hasta brigadas de salud. En una ocasión en las comunas el Día de la Madre se compraron 10 mil juegos de cubiertos plásticos. El dinero para financiar estas ‘vueltas’ salía de donaciones hechas por los hermanos Gallón Henao (reconocidos caballistas, uno de ellos condenado por vínculos con las autodefensas), Luis Hernando Gómez, alias Rasguño; Dagoberto Giraldo, alias Perchi, Nicolás Bergonzoli, viejo conocido del cartel de Cali, y Rodrigo Tamayo, ex presidente del Deportivo Independiente Medellín, también procesado por lavado de dinero.
Afirmó El Tuso que con estos regalos a manos llenas amarraban votos, que una vez repartieron cuadernos que en la carátula tenían la foto de Rocío Arias, condenada por parapolítica, al lado de Don Berna. Entonces recordó una anécdota en la que Arias le dijo a Murillo que lo querían tanto en las comunas que en las casas había una imagen de él al lado del Sagrado Corazón de Jesús. Antonio López, alias Job, Carlos Mario Ochoa, Douglas, Memín, Guayo, Negro Elkin y Plomo Benítez, seguían las instrucciones ‘electorales’ de Don Berna. La elección de Arias al Congreso estaba asegurada porque también era íntima de Ernesto Báez. .
En términos generales, la ‘Oficina de Envigado’ trabajaba a sus anchas y en llave con las autoridades. Ante la pregunta de la fiscal de cómo lo lograba, El Tuso contestó: “Con platica”. Y añadió que los pagos para corromper los manejaba Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio, un ex integrante de la Fiscalía que se entregó a la DEA en Argentina y hoy cuenta, como Sierra, sus verdades como delincuente en Estados Unidos. El capo Sierra dijo que en la Fiscalía de Medellín contaban con la colaboración de Úber Duque. “A él y a sus trabajadores se les pagaban $5 millones mensuales”. En la Policía ocurría igual. El contacto era el mayor Francisco Rodríguez, asesinado en un ajuste de cuentas de la mafia.
Y en la nómina de la ‘Oficina’ había desde coroneles hasta policías rasos. Entre ellos, dijo Sierra, el entonces coronel Luis Alberto Moore, quien alcanzó el grado de general y pasó al retiro hace poco. De Moore, el capo relató que los supuestos $28 millones que se le giraban se los entregaba Dagoberto Giraldo, la oficina de cobro y él mismo, a cambio de información de operaciones, allanamientos o colaboración con traslados. Por ejemplo, El Tuso contó que en el municipio de Andes había un capitán Bonilla que molestaba mucho, y a petición de ellos lo mandaron para Frontino.
En alguna ocasión, al mayor Francisco Rodríguez lo trasladaron para la Dijín en Bogotá y entonces fue necesario acudir al senador Mario Uribe Escobar, quien logró que lo devolvieran para Medellín, donde fue clave para las operaciones de la ‘Oficina de Envigado’. El extraditado narcotraficante manifestó que el congresista fue a donde el director de la Policía, general Luis Ernesto Gilibert, para mediar por el oficial —quien se ganaba $5 millones con los ‘paras’— y aclaró que si bien Gilibert desconocía los motivos del traslado y sólo quiso ayudarle de buena fe al congresista, por el contrario Uribe Escobar sí sabía que estaba ayudando a ilegales. “No a las autodefensas, sino a mí, y él sabía quién era yo, en qué mundo andaba y quiénes eran mis amigos”.
Por su rango, Rodríguez no podía asumir como director de una unidad élite antiterrorista en Medellín, pero lo dejaron encargado porque, al decir de El Tuso, “con rosca todo se puede”. Pero no sólo estaba la Policía. Según el ‘narco’, en la IV Brigada del Ejército también le ayudaban, señaló al general Mario Montoya como parte de esa nómina y manifestó que recibió información de operativos. Otro de los salpicados fue el coronel Augusto Betancur, quien llegó a ser director del DAS en la capital de Antioquia, y también echó al agua a un coronel de apellido Forero, de quien resaltó tenía estrechos vínculos con ellos, al punto que El Tuso le dio $108 millones para, presuntamente, montar la emisora en el Batallón Cacique Nutibara.
Sobre el detenido Mario Uribe expresó además que le hizo muchos favores. Por ejemplo, la compra de la finca La Palmira, en Andes, por $1.600 millones, que El Tuso le entregó después por una deuda de mafia a Miguel Ángel Mejía, alias El Mellizo. Añadió que le pagó a Mario Uribe por cuotas en efectivo, en su apartamento, en su oficina y en sitios públicos de Medellín y a personas que trabajaban con él, como su hermano Víctor Horacio. Y recordó que en el transcurso de esa transacción viajó con este último a España y allá le hizo otro abono en pesetas.
Dijo que en Madrid los recibió Ignacio Guzmán, ex cónsul de Colombia en Miami y alfil de la Gobernación de Antioquia en tiempos de Álvaro Uribe Vélez. “Íbamos asegurados. Para que no nos fueran a poner problema, ¿qué más que pasaporte diplomático?”. Agregó que el motivo de su viaje, que se extendió por 20 días, fue establecer contactos con españoles para envíos de droga. Pero aclaró que Víctor Horacio fue ajeno a estas ‘vueltas’. En cambio sí señaló a Mario Uribe con otros negocios.
Por ejemplo, dijo que con la compra de la finca La Palmira, Uribe adquirió otro predio en el Cañón del Cauca, llamado Marichú, y aseveró en tono burlón que ese negocio se hizo con todos los papeles en regla. Que luego El Tuso le cedió un apartamento en Medellín, el 801 en el edificio Saint Etienne, y a cambio recibió uno en Andes, en una torre que había construido el senador, y otro en Medellín. Luego reconoció que fue vecino del ex congresista, que en una ocasión le regaló una Toyota burbuja y un montero Mitsubishi, así como un reloj de US$600 marca Raimond Weil. “Esos negocios los tengo en una contabilidad, que no es como la del almacén Éxito, doctora, sino en papeles”. Sostuvo además que un empresario identificado como Luis Fernando Muñoz, alias Millos, quien le lavó dinero, era socio de Ignacio Guzmán y él sabía “de los negocios ilícitos de Millos”.
Por último, El Tuso Sierra arremetió una vez más contra Mario Uribe, manifestando que le ayudó en campañas políticas antes de 2002 con pancartas, propaganda y camisetas. Que un día en que Uribe “necesitaba moverse rápido” hacia Andes y Jardín le puso un helicóptero que valía la hora entre US$700 y US$1.000. “Político que se respete no gasta plata”. Las confesiones de Sierra no dejaron títere con cabeza y el siguiente en la lista fue el congresista Óscar Arboleda Palacio. De él recordó que en el suroeste de Antioquia se imprimieron camisetas en las que por un lado estaba la cara de Mario Uribe y por la otra la de Arboleda. Y no sólo eso. Arboleda financió su campaña con algunas rifas y El Tuso le compró muchos talonarios. Al congresista lo conoció, según relató el ‘narco’, a través del ex viceministro de Justicia Francisco Zapata.
En ese momento rememoró que durante la gobernación de Alberto Builes se movía en su despacho como Pedro por su casa. “Pero no como Job en la Casa de Nariño”, porque, según él, aunque entraba por el sótano subía por el ascensor del gobernador. Y soltó otro dato, que recomendó al abogado Sergio González —el investigado defensor de Tasmania— para ser revisor fiscal en Corantioquia. Para tal fin contó con la ayuda de Mario Uribe y Óscar Arboleda. Al final de su confesión dejó una perla más: habló de una reunión entre Rogelio y Mario Uribe a la que asistió en calidad de subdirector de El Colombiano Sergio Fajardo. Fue la época en la que Carlos Castaño ordenó secuestrar políticos y había una orden para hacerlo con Mario Uribe, por lo cual El Tuso se vio obligado a interceder.
Juan Carlos Sierra añadió que se hablaba de unas grabaciones en las que supuestamente se relacionaba a Fajardo con la banda de ‘La Terraza’ y por eso lo querían matar. Después, confesó El Tuso, en ese encuentro se aclaró el malentendido, pues no era Fajardo quien aparecía en las citadas conversaciones. “Mario mandó llamar a Sergio para aclarar la situación con Rogelio”.
El Espectador se comunicó con varios de los mencionados (o sus defensores) por El Tuso Sierra. El congresista Óscar Arboleda aceptó que conoció al narcotraficante, pero que sólo se encontró con él en dos o tres ocasiones en un lavadero de carros en la avenida Las Vegas en Medellín, donde le hacían aseo a su vehículo. “Mi hoja de vida ha sido limpia. En este río revuelto todo el mundo quiere pescar”, enfatizó. Entre tanto, el abogado Gabriel Jaime Tobón, defensor de Mario Uribe, aseguró que el testimonio de El Tuso esta “imbuido de venganza”. “No deja de sorprendernos que estas declaraciones se produzcan en las postrimerías del proceso que se le adelanta en la Corte a Mario Uribe. Me parece que le están cobrando la extradición que autorizó su primo, el entonces presidente”, advirtió Tobón.
A su turno Sergio Fajardo, sin dar mayores detalles, sostuvo que hará un pronunciamiento de fondo en las próximas horas. De otro lado, en muchas ocasiones el general Montoya ha reivindicado su inocencia cuando lo han relacionado con grupos ilegales. En todo caso las delaciones de El Tuso deberán ser examinadas por la Fiscalía, aunque muchos de los mencionados han servido desde la orilla de la oficialidad y jamás han tenido líos judiciales

lunes, 18 de octubre de 2010

La negligencia como espectáculo



foto: A.P
Libardo Gómez Sánchez,
 Diario del Huila, Neiva,
octubre 18 de 2010


El desierto de Atacama por unos días se convirtió en el escenario predilecto de centenares de reflectores y cámaras que apuntaban, como si se tratara de dos estrellas de Hollywood, a los esposos Piñera, quienes lograron convertir un hecho lamentable, en uno de los episodios mediáticos más destacados de los últimos tiempos. El espectáculo consiguió enterrar en la mente de los televidentes obvias preguntas: ¿Por qué se presentó el accidente? ¿Bajaron los mineros rodeados de las mínimas medidas de seguridad o por el contrario lo hacían corriendo aceleradamente a la muerte? A pesar de las innumerables situaciones que ocurren a diario en el mundo y que ponen en riesgo la vida de los mineros de socavón y de explotaciones a cielo abierto, tal parece que predomina la desmedida ambición de los inversionistas por sacarle provecho al negocio, antes que garantizar la integridad de sus trabajadores por los costos que les representa.


Los hechos ocurridos en la mina San José tienen un doble significado: por una parte confirman la capacidad de resistencia del hombre, tanto de quienes estuvieron dispuestos a aguantar en las profundidades, como de quienes se empeñaron en rescatarlos y por otra, es una advertencia más para quienes pretenden expoliar la naturaleza sin prever los riesgos que ello implica. En una época en la que la política minera en Colombia atrae importantes empresas extranjeras, por la magnificencia con que las trata el Estado, por los privilegios que les otorga en materia de impuestos, pago de regalías, manejo medio ambiental, contratación laboral, seguridad jurídica y remesa de utilidades, si las autoridades y la normatividad no obligan a las multinacionales a ajustarse a parámetros básicos de seguridad industrial y apoyar a la minería artesanal con recursos técnicos y económicos, muchas tragedias anunciadas tendremos que registrar en el futuro inmediato.


Precisamente, un tema conexo ha copado parte de la atención de los pobladores de las regiones que reciben pago de regalías por la explotación de recursos naturales en sus subsuelo como petróleo, oro, níquel, carbón, entre otros, el proyecto de reforma constitucional que cursa en el congreso con el propósito de despojarlos del manejo de esos recursos para entregarlo al control del gobierno central. Para discutir ese tema se congregaron en el municipio de Aipe – Huila diversos representantes de la clase política, empresarial, y gubernamental y nos llama poderosamente la atención los comentarios de algunos medios que sintetizan las conclusiones del evento en el sentido de que gobernador y alcaldes centran sus esperanzas de detener el entuerto mediante la vía de contratar a un pool de abogados que demuestren la inconstitucionalidad del proyecto de ley, postura que de ser cierta, deja de manifiesto o una gran estulticia o un enorme cinismo, pues para nadie es un secreto que justamente el camino del congreso, el de la aprobación de una ley busca convertir en legal lo que no lo es. El gobierno anterior y el actual han dado suficientes muestras de su desprecio por el respeto a la voluntad de las comunidades; al menos dos reformas se dieron para menguar las transferencias a los departamentos y municipios, con lo que se actuó en contravía del espíritu de descentralización; dos licencias para un mismo proyecto fueron expedidas por el Ministerio del Ambiente, con tal de satisfacer las demandas de una multinacional a la que adjudicaron la concesión para construir la represa del Quimbo, no sería extraño que a media marcha surjan otras más allanando el camino para beneficiar los intereses de EMGESA en contravía de los nacionales.

sábado, 16 de octubre de 2010

A LOS COLONOS DE LA ELVIRA. TODOS SOMOS HIJOS DE LA TIERRA

A propósito sobre la reflexión nacional del tema de tierras en nuestro país,( colombia) recomendamos la lectura de Julio Rincón presentado como Obrero Sastre este artículo publicado en 1931 en el periódico el Liberal. Que han rescatado los compañeros del proyecto editorial Medias Nueve.



mediasnueves.blogspot.com/p/contexto-historico.html


El Liberal. AÑO II, No 66. Cali, junio 28, 1931






Hay que libertar las tierras que no estén cultivadas porque los latifundistas son hombres injustos: ellos quitan a la madre tierra su fecundidad con títulos ilegales y con cercas templadas a lo largo y ancho de su avara ambición; ni cultivan ni dejan cultivar, y a los pobres que piden permiso para hacer una labranza en esos terrenos adquiridos a base de usurpación, se les exige sumisión de esclavos. Las grandes extensiones de tierras que tienen encerradas los latifundistas en la parte plana del Valle del Cauca, y que no prestan servicio alguno al conglomerado social, deben ser parceladas y entregadas a los hombres que quieran cultivarlas, conforme lo exige la razón y con ella el bienestar común.






A los seres pobres no se les debe mandar allá a las montañas baldías, a dónde no han querido ir los latifundistas por lo lejos, lo difícil de encauzar las aguas, lo espeso de la selva y por el ningún rendimiento monetario que prometen. Mandar colonias de hombres pobres a las selvas lejanas, es lo mismo que hacerlos más ignorantes, más esclavos, más miserables. Hay que tener en cuenta que un hombre pobre cargado de familia, no tiene ni elementos, ni dinero con que internarse en una montaña virgen a formar su labrantío; y que si lo llegar hacer venciendo obstáculos, no falta algún latifundista que a la hora menos pensada y cuando esté próxima la cosecha, llegue a reclamar como propios esos terrenos, y a ahuyentar la tranquilidad del pobre agricultor, a quién hasta los malos encargados de administrar las leyes que nos rigen, por medio de procederes poco honrados y con la convicción de que van a negar a un pobre el derecho de buscar el pan, extienden una orden de despojo siempre a favor del maldito latifundista, quién con dinero compra la conciencia de algún juez. Como un rico libidinoso y brutal compra por medio de una vieja rezandera y alcahueta, el honor de una “virgen pobre”.






¿Latifundista?, casta de usurpadores, ellos se apropian con procederes insanos y sin provecho para el bien común, de las tierras mejores; de esas tierras sobre las cuales andan los hombres pobres como gitanos, buscando a dónde ir a venderse por un misérrimo salario, es decir, dónde renunciar por hambre a su título de hombres libres. Pero mediante la diosa civilización, ese insoportable estado de cosas pronto ha de acabarse. Porque el inmenso conjunto de hombres cansados de esperar con respeto y paciencia su anhelado y justo mejoramiento, tendrá que surgir la ya necesaria lucha de clases; la ya inevitable revolución social. Es mejor morir en lucha defendiéndose de la miseria, que morir de hambre en silencio, por respetar a quienes no respetan los derechos ajenos. La desesperación de los humildes, motivada por la injusticia de los potentados, ha movido en todos los tiempos las grandes revoluciones.


Mientras no haya justicia no podrá haber paz en el mundo


Julio Rincón
Obrero Sastre

martes, 12 de octubre de 2010

Homenaje a Jaime Pardo Leal, a 23 años del magnicidio




“De qué vale la vida si cuando se tiene parece muerta. La vida es para sentirla,
para vibrar, para combatir. Eso es lo que justifica nuestro paso por la tierra”
Jaime Pardo Leal

Hace veintitrés años, el 11 de octubre de 1987, fue asesinado uno de los más valiosos pensadores y líderes políticos colombianos del siglo XX, dirigente del Partido Comunista Colombiano y candidato a la Presidencia de la República por la Unión Patriótica (UP) el camarada Jaime Pardo Leal (Ubaqué 1941-La Mesa, Cundinamarca, 1987) quien además de haber sido Magistrado del Tribunal Superior de Bogotá desde el año 1979, ejerció con reconocida idoneidad profesional y estatura ética como docente universitario y como dirigente sindical.


Jaime Pardo Leal es unánimemente recordado por los militantes del Partido Comunista y de la UP, por sus alumnos, por sus colegas juristas y docentes, por sus amigos y conocidos, como un extraordinario ser humano, de una sensibilidad exquisita, dotado de una gran inteligencia y vasta cultura; con un temple, tenacidad y capacidad de liderazgo innatos, pero además son históricas sus estruendosas carcajadas y un singular sentido del humor que le permitía llenar los espacios de vitalidad y frescura para alentar la lucha de sus compañeros en los mas fragorosos momentos de la lucha política. Su ejemplar conciencia de clase, su humildad y generosidad son proverbiales. Así mismo, descuella por su excepcional capacidad de trabajo, nutrida desde la infancia al asimilar la dura lucha de sus padres campesinos en Ubaqué (Cundinamarca) para lograr el sustento de su familia; circunstancia que fomentó una actitud de vida basada en la entrega, en el sacrificio; por lo que desde muy joven se esforzará ferozmente por alcanzar sus sueños y así fue como tempranamente destacó, siendo considerado en su generación, como uno de los mas brillantes oradores y “para muchos, entre ellos Luis Carlos Pérez (Rector de la Universidad Nacional) el mejor alumno de derecho penal en su facultad” (1) donde al mismo tiempo estudiaba Filosofía y Letras.

Graduado como doctor en derecho y ciencias políticas por la Universidad Nacional de Colombia, con su tesis “La Clase obrera ante el Derecho Social”  alcanza la magistratura del Tribunal Superior de Bogotá en el año 1979, hasta el año 1985 en que la Corte Suprema de Justicia lo expulsa en represalia por su trabajo en la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados Judiciales de Colombia (Asonal Judicial) que había fundado en el año 1968 junto a 17 colegas y con la cual, bajo su liderazgo, lograron conquistar para los empleados de la Rama Judicial los derechos de  asociación, de negociación y de huelga, alcanzando reivindicaciones por la dignidad laboral, llegando a constituir hoy por hoy, una de las organizaciones sindicales mas fuertes del movimiento sindical colombiano. También debemos resaltar su gran labor en la Federación Nacional de Trabajadores del Estado (Fenaltrase), que lo consideró también como su máximo líder.

Su gran carisma, dotes de estadista e impresionante capacidad oratoria –se le ha comparado con Jorge Eliécer Gaitán- logró consolidar la unidad de la militancia de la UP que sin contar dos años de creado el movimiento, alcanzó casi 400.000 votos en las elecciones presidenciales de 1986, la mas alta votación hasta entonces para la izquierda colombiana. Pero la oligarquía criolla y sus criminales estructuras paralelas empezaron a cobrarse con centenares de vidas el ascenso imparable del movimiento social y político popular que buscaba con tenacidad la paz con justicia social para el país; proyecto político que podría haber evitado todo el desangre de las últimas dos décadas y media y consolidado un verdadero Estado Social de Derecho en nuestra patria, con autodeterminación y soberanía. Hasta el día del asesinato de Pardo Leal ya se contabilizaban 447 asesinatos de militantes de la UP, y después serían junto a él, mas de cinco (5) mil compañeros asesinados, lo que configuraría el genocidio más aberrante de un partido político de las últimas décadas en Colombia y Latinoamérica.

Así como iniciamos este texto con la palabra de Jaime Pardo Leal, para despedirnos también honraremos su memoria -la de uno de los hijos más ilustres, honestos y amorosos de Colombia, así como uno de los revolucionarios más dignos y combativos de nuestra Historia reciente latinoamericana- con otra de sus memorables frases que condensa su gran entereza y nos ofrece la dimensión de su convicción  política y humana de entrega sin límites a los demás, como el comunista íntegro que fue y que seguirá vivo por siempre en nuestra lucha, como el símbolo eterno de todos los héroes de la Unión Patriótica (UP) :

“Si la muerte me sorprende, no le tengo miedo; soy un hombre dialéctico. El día que me muera vendrán otros mejores a reemplazarme.”

Hasta siempre, entrañable camarada,

Mauricio Vidales

NOTA:

(1) Contorno Judicial, Revista Jurídica, página 15, Edición Especial “In Memorian Jaime Pardo Leal”, 20 años del Magnicidio. Bogotá, octubre de 2007

lunes, 11 de octubre de 2010

Boletín especial Congreso de los pueblos - Redher Colombia 10/10/2010



"Somos cerca de veinte mil personas que a son de cumbias, currulaos, joropo, marimbas, carranga, trova,  vallenatos, salsa, expresamos la alegría, la diversidad y la riqueza regional".


Congreso de los pueblos - Propuesta de país para una vida digna


Palabras como Minga, Uramba, Tequio o Convite definen ponernos todas las personas de acuerdo para adelantar algún fin. Para sembrar la tierra, por ejemplo, para cosechar o construir la casa. También connota un trabajo colectivo por el bien común: todas ponemos lo que saben y podemos poner para quehaya para todos, en su justa medida. Por ello, el trabajo en común implica equidad y justicia. Todos ganamos.

Paquete de prensa...

Avanza el Congreso de los pueblos en Colombia 
   
 

La  sede principal de la Universidad Nacional de Colombia se engalana con la presencia campesin@s,  negr@s, indígenas, mujeres, estudiantes, niñ@s, populares, trabajador@s, desemplead@s, defensor@s de derechos humanos, ambientalistas, lgtb, periodistas alternativos, mototaxistas, destechad@s, académicos,  profesor@s, cristian@s, fuerzas políticas democráticas y de izquierda, pensionad@s entre otros;  también se enriquece con la fortaleza organizativa, y se enaltece con la resistencia y las apuestas comunes en la construcción de un nuevo país,  el verdadero país de nosotros los  colombianos y colombianas.
Leer más...

Crónica de la instalación del Congreso de los Pueblos


La plaza Che de la Universidad Nacional se vistió de colores, fiesta, arengas, alegría y diversidad en el marco del Congreso de los Pueblos el 9 de octubre de 2010, una apuesta desde los sectores populares para construir una propuesta de país fundamentado en la vida digna.

Leer más...

Caminando desde nosotras mismas…
Ese fue el nombre de la sección llevada a cabo desde las 2 PM hasta las 8 PM en el marco del Congreso de los Pueblos en la Universidad Nacional de Colombia el día 9 de octubre de 2010. Organizaciones sociales y personas que trabajan desde distintos enfoques en sus respectivas regiones (Atlántico, Nariño, Cundinamarca, Tolima, Arauca, Cauca, Valle del Cauca, Antioquia, Bolívar, entre otras) convergieron en las mesas de trabajo previstas.
Leer más...


Todos los vídeos del Congreso
Ver videos...


Todos los audios del Congreso

Escuchar audios...

Galería de imágenes del Congreso
Ver galería...

Martes 12 de octubre: movilización nacional
Ver convocatoria...




Como parte del proceso de Minga de resistencia social y comunitaria invitamos al congreso de los pueblos en  Bogotá del 8 al 12 de Octubre de 2010
Propuesta de país para una vida digna
Hacia una agenda común legislativa y popular por un mandato de mandatos para los y las colombianas




********************************************************************
********************************************************************
Lo que enviamos no representa necesariamente la postura de REDHER.
Todo el material distribuido por REDHER señala las fuentes de envío y autoría las cuales tienen la responsabilidad del contenido.
REDHER autoriza la redistribución de dicho material siempre que se respete el mismo criterio.
Para no recibir mas mensajes, enviar un correo con la palabra "borrar"en asunto a: redher@redcolombia.org



--
Comité de SOLIDARIDAD de la CUT Valle del Cauca, Colombia
LA SOLIDARIDAD ES LA TERNURA DE LOS PUEBLOS- Che

sábado, 9 de octubre de 2010

Rueda de Prensa - Octubre 6 de 2010, feliciano valencia, " no estamos partiendo de ceros, ya hay acumulados"

www.periferiaprensa.org/
Este miércoles 6 de octubre ha tenido lugar la rueda de prensa que convocaba a la instalación del Congreso de los Pueblos en la Universidad Nacional de Bogotá entre el 8 y el 12 de octubre de 2010. El Congreso de los Pueblos es un evento en el que las organizaciones convocantes esperan reunir unas 20.000 personas para legislar el futuro del país sin esperar una aprobación de los organismos e instancias estatales con el objetivo de presentar el espacio desde el cual «construir un escenario
para enlazar las diversas rutas de país en un propósito común de instalar la dignidad para la vid
En la rueda de prensa participaron miembros del sector indígena y campesino y un miembro de la Conferencia Episcopal. El indígena Feliciano Valencia, vocero de la Minga y del Congreso de los Pueblos, señaló: «Salgamos de nuestras fronteras, incluso las mentales, y sentémonos a discutir la unidad. Pero no la unidad del Gobierno, sino la de los pueblos, las experiencias y las ideas para resistir el modelo económico global que es un proyecto de muerte. Que el plan de futuro sea una luz de esperanza para garantizar los derechos fundamentales».


Otra de las voceras del Congreso de los Pueblos, Marilen Serna, representante del sector campesino de Cajibio, indica que el objetivo es «crear una ruta para llegar a la gente que no está articulada en organizaciones sociales». A su vez advirtió, ante las dudas sobre la instalación del Congreso en la Universidad Nacional, sobre el esfuerzo de cuidar los espacios públicos y afirmó que la esperanza del Congreso es que «la universidad sea fortalecida como un centro de pensamiento del país».


Teófilo Forero, representante de Fedeagromisbol, insistió en que «cada vez se hace más agresivo el despojo de tierras que no es sólo un problema de quienes habitamos el territorio, sino también en las ciudades». A su vez, Mario Toro, representante de la Conferencia Episcopal afirmó que «el Congreso responde a un sueño» mientras afirmaba que «el país que queremos no se va a construir en el Senado, sino en los barrios, veredas, selvas y ríos».


Para los equipos que organizan el Congreso es todo un reto legislar con 20.000 personas pero como remarca Feliciano Valencia: «No estamos partiendo de cero, ya hay acumulados. Primero recojamos lo que está haciendo la gente y potenciemos eso». Finalmente señaló que al Gobierno se le van a entregar unas exigencias tras la movilización del 12 de octubre pero «lo principal es que el mandato sea para los pueblos». Para ello va a haber 422 palabreros y 844 personas tomando relatorías de los debates para poder sistematizar lo mejor posible el resultado de las ideas y pensamientos de quienes participen en el Congreso.


En la rueda de prensa, el representante indígena afirmó sobre el llamado Congreso de las niñas y niños que esa será «la mejor pista de hacía donde ir porque son el grupo que no tiene prejuicios ni estigmas políticos».


Escuche apartes de esta Rueda de Prensa :AQUÍ

sábado, 2 de octubre de 2010

EL REINO DE LAS MENTIRAS


Por: Javier Lopez
hace unos 15 días aproximadamente se publico a traves de los medios de comunicacion en colombia los resultados de la ultima "super mega encuesta", donde se dan a conocer el grado de simpatia de algunos personajes de la vida politica en la patria macondiana, en si se puede afirmar que no hubieron mayores sorpresas con respecto a las mismas encuestas que muy puntualmente se entregaron cada mes durante los ultimos 8 años, en ella alvaro uribe aparece con una popularidad superior al 80 %, mientras que el coronel oscar naranjo, director general de la policia nacional tuvo una aceptabilidad de mas del 70%, otros politicos tambien aparecieron en dicha encuesta, pero por ahora solo nos refiriremos a los dos personajes de marras aqui citados.
con respecto a uribe, fue tradicional mantener el "globo inflado" durante los ocho años de su gobierno, trabajito en el que los grandes medios de comunicacion ayudaron complacidamente, resulta curioso que estas encuestas donde la muestra no supera los 1500 encuestados, sea vista como un referente probatorio del pensamiento de la mayoria de los ciudadanos, mientras que no se tiene en cuenta los conceptos emitidos atravez de los medios de comunicacion local- regional y mucho menos las expresiones de inconformismo del ciudadano de apie, y en esto muchos que transitamos las calles de nuestras ciudades, que escuchamos las distintas controversias que sobre los diversos temas se plantean, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el resultado de dichas encuestas estan muy lejos de la realidad, que si bien es cierto uribe, gozaba de la popularidad de las clases altas (oligarquia) y parte de la clase media, asi como algunos ciudadanos ingenuos y manipulados en las clases bajas, la inmensa mayoria de la poblacion termino rechazando un gobierno que se vio envuelto en graves escandalos de corrupcion, trafico de influencias, nepotismo, violencia para-militar, narcotrafico y sobre todo por que muchos ciudadanos afectados por el desempleo, la inseguridad en las ciudades,y muchos otros males que tras mas de 20 años de neoliberalismo, del que uribe a sido fiel impulsor, terminaron reconociendo que el "uberrimo", a representado una sombra defasta en la historia presente de la nacion.
entonces muchos se preguntaran por que si esto es asi, el candidato del uribismo termino ganando las elecciones?, hay muchos factores que inciden en ello, pero en concreto los planes asistencialistas del gobierno, y en especial el programa "familias en accion", que aglutinaba a mas de 8 millones de ciudadados que reciben las migajas tiradas desde la mesa,y a los que se le prometio continuar con este plan, ademas de la muy bien aceitada maquinaria donde congresistas, senadores, consejales de la "unidad nacional" esperpento con el que se bautizo la amanguala de las ultraderecha colombiana, dio los resultados ya vistos.
existen si mismo otros hechos que reflejan la decadencia de uribe en la aceptacion popular como encuestas o consultas hechas en medios locales de comunicacion poco publicitados a nivel nacional, asi mismo las encuestas de internet, como la reflejada en este blog donde uribe goza de una impopularidad superior al 60%.
con respecto al coronel oscar naranjo, es curioso observar como en momentos en que la inseguridad azola a los ciudadanos, el maximo jefe de la policia, sea premiado con tanta "popularidad", esto nos hace acordar de las epocas en donde otro jefe de al policia conocido popularmente como el "general serrucho"* era reconocido como el mejor policia del mundo, justo cuando las bombas del narcotrafico y la guerra de carteles azotaba nuestras ciudades.
no se puede desconocer que las elites dominantes de nuestros paises cuentan con los medios de comunicacion ( prensa escrita. radio, television) que le generan  matrices de opinion favorables a sus intereses, totalmente alejadas de la realidad, y en ello las firmas encuestadoras ganan su terreno y ayuda a estas elites a posecionarse como clase dominante en el reino de las mentiras.



*serrucho: termino que se emplea en colombia para referirse a actos de corrupcion de funcionarios publicos que reparten con sus compinches las ganancias obtenidas de sus actos ilicitos

viernes, 1 de octubre de 2010

Piedad Córdoba y su lucha por la paz.


islamiacu.blogspot.com

Fidel Castro Ruz

Hace tres días se publicó la noticia de que el Procurador General de Colombia, Alejandro Ordóñez Maldonado, había destituido e inhabilitado por 18 años para ejercer cargos políticos a la prestigiosa Senadora colombiana Piedad Córdoba, por supuesta promoción y colaboración con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Frente a una medida tan inusual y drástica, contra la titular de un cargo electivo de la más alta institución legislativa del Estado, ésta no tiene otra alternativa que recurrir ante el propio Procurador que engendró la medida.

Era lógico que tal arbitrariedad provocara un fuerte rechazo, expresado por las más diversas personalidades políticas, entre ellas, ex prisioneros de las FARC y familiares de los que fueron liberados por gestiones de la senadora, ex candidatos a la presidencia, personas que ocuparon ese alto cargo, otros que fueron, o son, senadores o miembros del poder legislativo.

Piedad Córdoba es una persona inteligente y valiente, expositora brillante, de pensamiento bien articulado. Hace pocas semanas nos visitó acompañada de otras personalidades destacadas, entre ellas, un sacerdote jesuita de notable honestidad. Venían animados por un profundo deseo de buscar la paz para su país y solicitaban la colaboración de Cuba, recordando que durante años, y a solicitud del propio gobierno de Colombia, prestamos nuestro territorio y nuestra colaboración para las reuniones que tuvieron lugar en la capital de nuestro país entre representantes del Gobierno de Colombia y el ELN.

No me sorprende, sin embargo, la decisión tomada por el Procurador General, que obedece a la política oficial de ese país virtualmente ocupado por las tropas yankis.

No me gusta hablar a medias tintas, y diré lo que pienso. Hace sólo una semana, estaba a punto de iniciarse el debate general del 65 Período de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas. Durante tres días, se habían discutido las penosas metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y el jueves 23 de septiembre se iniciaba la Asamblea General, con la participación de los Jefes de Estado o de altos representantes de cada país. El primero en hacer uso de la palabra sería, como es costumbre, el Secretario General de la ONU y, de inmediato, el Presidente de Estados Unidos, país sede de la Organización y presunto amo del mundo. La sesión comenzaba a las 9 de la mañana. Como es lógico, estaba interesado en conocer qué diría el ilustre Barack Obama, Premio Nobel de la Paz, tan pronto concluyera Ban Ki-moon. Imaginé ingenuamente que la CNN en español o en inglés trasmitiría el discurso, generalmente breve, de Obama. Por esa vía escuché los debates entre aspirantes a ese cargo en la ciudad de Las Vegas, dos años antes.

Llegó la hora, pasaban los minutos y CNN ofrecía noticias aparentemente espectaculares sobre la muerte de un jefe guerrillero colombiano. Estas eran importantes, pero no de especial trascendencia. Continuaba yo interesado por saber qué decía Obama de los gravísimos problemas que sufre el mundo.

¿Acaso la situación del planeta está para que ambos estén bobeando y haciendo esperar a la Asamblea? Pedí que pusieran en otro televisor la CNN en inglés y tampoco una palabra sobre la Asamblea. Entonces, ¿de qué hablaba la CNN? Daba noticias, y esperaba que concluyera las que emitía sobre Colombia. Pero pasaron 10, 20, 30 minutos y seguía en lo mismo. Narraba incidencias de un colosal combate que se estaba librando, o se había librado, en Colombia, los destinos del continente iban a depender de eso, según se deducía de las palabras y el estilo de la narración del locutor. Se mostraban fotos y filmes en todos los colores de la muerte de Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o “Mono Jojoy”. Es el golpe más fuerte recibido por las FARC, afirmaba el locutor, supera la caída de Manuel Marulanda y la de Raúl Reyes juntos. Acción demoledora, afirmaba. Según se deducía, había tenido lugar un espectacular combate con la participación de 30 aviones de bombardeo, 27 helicópteros, batallones completos de tropas selectas empeñados en feroz acción bélica.

Realmente, algo más que las batallas de Carabobo, Pichincha y Ayacucho juntas. Con la vieja experiencia en estas lides, no concebía semejante batalla en una región boscosa y apartada de Colombia. La descomunal acción estaba condimentada con imágenes de todo tipo, viejas y nuevas, del comandante rebelde. Para el redactor de noticias de CNN, Alfonso Cano, quien sustituyó a Marulanda, era un intelectual universitario que no gozaba de apoyo entre los combatientes; el verdadero jefe había muerto. Las FARC tendrían que rendirse.

Hablemos claro. Las noticias referidas a la famosa batalla en la que murió el comandante de las FARC -un movimiento revolucionario colombiano que surgió hace más de 50 años, después de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, asesinado por la oligarquía- y la destitución de Piedad Córdoba, están muy lejos de llevar la paz a Colombia; por el contrario, podrían acelerar los cambios revolucionarios en ese país.

Imagino que no pocos militares colombianos estén abochornados por las grotescas versiones de la supuesta batalla en que murió el Comandante Jorge Briceño Suárez. En primer lugar, no hubo combate alguno. Fue un burdo y bochornoso asesinato. El almirante Edgar Cely, tal vez embarazado con el parte de guerra con que la autoridad oficial informó la noticia y otras versiones oscuras, declaró que: “Jorge Briceño, alias ‘Mono Jojoy’, murió por ‘aplastamiento’ cuando [...] la construcción en la que estaba escondido en la selva se le vino encima.” ”‘Lo que sabemos es que murió por aplastamiento, su búnker le cayó encima’, [...] ‘no es verdad que tuviera un tiro en la cabeza’.” Así lo declaró a la emisora Caracol Radio, según la agencia de noticias norteamericana AP.

A la operación le pusieron un nombre bíblico “Sodoma”, una de las dos ciudades castigadas por sus pecados, sobre ella cayó una lluvia de fuego y azufre.

Lo más grave es lo que falta por contar, que ya hasta el gato lo sabe, porque los propios yankis lo han publicado.

El gobierno de Estados Unidos le suministró a su aliado más de 30 bombas inteligentes. En las botas que le suministraron al jefe guerrillero, le instalaron un GPS. Guiadas por ese instrumento, las bombas programadas estallaron en el campamento donde estaba Jorge Briceño.

¿Por qué no se explica al mundo la verdad? ¿Por qué sugieren una batalla que nunca tuvo lugar?

Otros hechos bochornosos observé a través de la televisión. El Presidente de Estados Unidos recibió efusivamente a Uribe en Washington, y lo respaldó para ofrecer clases sobre “democracia” en una universidad estadounidense.

Uribe, fue uno de los principales creadores del paramilitarismo, sobre cuyos miembros cae la responsabilidad del auge del narcotráfico y la muerte de decenas de miles de personas. Fue con Barack Obama que Uribe suscribió la entrega de siete bases militares y virtualmente, de cualquier parte del territorio de Colombia, para la instalación de hombres y equipos de las fuerzas armadas yankis. De cementerios clandestinos está lleno el país. Obama, a través de Ban Ki-moon, concedió a Uribe la inmunidad, asignándole nada menos que la vicepresidencia de la comisión que investiga el ataque a la flotilla que llevaba ayuda a los palestinos sitiados en Gaza.

Uribe en los últimos días de su presidencia tenía ya organizada la operación utilizando el GPS en las botas nuevas que necesitaba el guerrillero colombiano.

Cuando el nuevo presidente de Colombia viajó a Estados Unidos para hablar en la Asamblea General, conocía que la operación estaba en marcha, y al conocer Obama la noticia del asesinato del guerrillero, abrazó efusivamente a Santos.

Me pregunto si en esa ocasión se habló algo del acatamiento de la decisión emitida por el Senado de Colombia, declarando ilegal la autorización de Uribe para establecer las bases militares yankis. En ellas se apoyó el grosero asesinato.

He criticado a las FARC. Expresé públicamente en una Reflexión mi desacuerdo con la retención de los prisioneros de guerra y los sacrificios que para estos implicaban las duras condiciones de la vida en la selva. Expliqué las razones y la experiencia adquirida en nuestra lucha.

Fui crítico de las concepciones estratégicas del movimiento guerrillero colombiano. Pero jamás negué el carácter revolucionario de las FARC.

Consideré y considero que Marulanda fue uno de los más destacados guerrilleros colombianos y latinoamericanos. Cuando muchos nombres de políticos mediocres sean olvidados, el de Marulanda será reconocido como uno de los más dignos y firmes luchadores por el bienestar de los campesinos, los trabajadores y los pobres de América Latina.

El prestigio y la autoridad moral de Piedad Córdoba se han multiplicado. (Septiembre 30 de 2010, 11 y 36 a.m.)

Datos personales

Archivo del blog

#EE.UU. INICIA EL EJÉRCICIO AÉREO ANTI-#RPDC EN EL SUR DE COREA

#EE.UU. INICIA EL EJÉRCICIO AÉREO ANTI-#RPDC EN EL SUR DE COREA Se torna cada día más aventurera la campaña del imperialismo yanqui y l...

Etiquetas

Buscar este blog

Follow by Email - sigueme por correo electronico