EL NOBEL PARA LOS CINCO...VISITA ESTA PAGINA Y ADHIERE






Es infinita la deuda de la humanidad con los Cinco Héroes Cubanos luchadores contra el terrorismo, que permanecen secuestrados en las ergástulas del imperio. Pero es además una señal que profetiza la condena de la humanidad a un futuro tenebroso: una civilización capaz de aceptar tanta injusticia sin mover un dedo es, sin duda, una civilización condenada a la extinción.
No es viable un mundo que toca tales niveles de descomposición, de podredumbre.
Eran cinco muchachos que fueron a las entrañas del monstruo a luchar por una humanidad mejor, por menos terrorismo, por menos sufrimientos.
En el país de los gringos sólo hicieron el bien, impidiendo crímenes, evitando sabotajes. Fueron capaces de todos los sacrificios, dejaron atrás su vida, se entregaron a la causa superior, la de los semejantes.
La bestia capitalista, que persigue y olfatea como nadie la dignidad y el amor, los detectó: el aroma fresco de los corazones libertarios, el perfume suave que exhalan los que aman en grande los evidenció.
Y la bestia enfurecida volcó todo su odio, el odio mayor que ha conocido la humanidad, contra lo que ella más teme y más rechaza: el amor.

Contra los cinco, lo que ellos representan, contra la sociedad que los hizo posible, descargaron toda su ira.

Trataron de quebrarlos, no era posible que existiera tanta dignidad, tanta entrega, y mientras más resistieron y resisten a castigos y halagos, más los odian. Esa es la causa de su sufrimiento, por eso los condenan: por ser ejemplo de lo digno, amoroso, que puede ser el humano, ser muestra de que el hombre nuevo es posible, que no es una quimera, están allí, dignos en las cárceles del imperio, son faro para la humanidad, indican que es posible otro hombre y otra relación entre los hombres, que vale la pena luchar por el Socialismo.

La humanidad, lo más sano de la humanidad debe redimirse en ellos, un minuto de sosiego nuestro, sabiendo que ellos son sometidos a ese castigo terrible cuando debían estar en las cumbres destinadas a los hombres justos, es un crimen.

No podemos pasar un día sin hacer algo por el regreso de los cinco, pintar una pared, gritar en un cine, en una esquina, tirar una piedra, exigir más de los gobiernos, de los pueblos.
Igual que el cristianismo convirtió a la Cruz, al pez en signos de hermandad, los revolucionarios debemos transformar el cinco en símbolo universal de lucha y de amor.
Nosotros en Venezuela debemos seguir dando pasos en la lucha por la libertad de los cinco, convertirnos en abanderados internacionales de esa lucha.
Ahora debemos pedir el Premio Nobel para estos héroes y ejemplos de la humanidad, ellos lo merecen, de eso no hay dudas: sólo se consigue la paz luchado contra la guerra, y el terrorismo es la forma de guerra más deleznable.
La campaña por este premio debe ser el inició de una fuerte movilización mundial por su libertad.

¡Chávez es Socialismo!

Nota: para adherirse visita directamente esta pagina y llena el formulario
http://www.nobelparaloscinco.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 86 de FIDEL. Inagotable caudal de ideas y enseñanzas que nos brinda su batallar incesante. ¡Feliz Cumpleaños, FIDEL! + Un mensaje para Fidel

50 niñas violadas por El Patrón y el Parque Tayrona: infancias molidas en grandes negocios

Colombia: La masacre de las bananeras